Diabetes Tipo 1

A la diabetes tipo 1 también se le conoce como «diabetes juvenil» o «diabetes mellitus insulino dependiente». Se le llamaba «diabetes juvenil» porque es una diabetes que suele ocurrir antes de los treinta años de edad. Aproximadamente, uno de cada veinte diabéticos padece de Diabetes Tipo 1, por lo cual afecta a un 5% de los diabéticos. En efecto, los diabéticos tipo 1 son la minoría entre la población de los diabéticos.

La diabetes tipo 1 causa la destrucción de las células del páncreas que producen la hormona insulina, por lo cual los diabéticos tipo 1 se vuelven dependientes de las inyecciones de insulina diarias para poder sobrevivir. La insulina es la hormona que permite que las células utilicen la glucosa como combustible para mantener la vida. El diabético tipo 1 se ve obligado a suplirle insulina inyectada diariamente a su cuerpo, porque de otra forma las células morirían de hambre por falta de glucosa y rápidamente sobrevendría la muerte del cuerpo. En principio, la diabetes tipo 1 se caracteriza por una falta de producción de insulina.

Como muchas otras enfermedades que trata la medicina, se desconoce la causa de la diabetes tipo 1, por lo cual algunos reclaman que es una condición «hereditaria» , aunque sin pruebas de que asi sea. Una observación es que la destrucción de las células productoras de insulina del páncreas que ocurre en la diabetes tipo 1 parece ser producto de un momento donde se experimenta un serio desajuste en el sistema nervioso del cuerpo, por lo cual el sistema inmune del cuerpo, que ha sido empujado mucho mas allá de su tolerancia, entra en un tipo de psicosis (comportamiento ilógico, incoherente o locura) y el páncreas es atacado por el mismo cuerpo como si fuera un «invasor». Esto parece ser una causa mas real que el tema hereditario, debido a que invariablemente, cuando le he preguntado a un diabético tipo 1 sobre cuando le empezó la enfermedad, sale a relucir algún incidente traumático o excesivamente estresante en su vida (divorcio, accidente, perdida de un ser querido, amenaza de muerte, etc.) justo antes de convertirse en un diabético tipo 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *