Quimioterapia acaba con la vida de un niño de 2 años.

CNDH determina negligencia por mal diagnóstico

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por aplicar quimioterapia a un niño de 2 años sin contar con diagnóstico certero de leucemia, que derivó en la muerte del menor.

La recomendación, dirigida al director general del IMSS, Mikel Arriola, es por la aplicación prematura de tratamiento de quimioterapia a un niño de 2 años 5 meses de edad.

El organismo obtuvo evidencias suficientes y determinó que servidores públicos del Hospital General Zona 36, en Coatzacoalcos, Veracruz, vulneraron el principio del Interés Superior de la Niñez ya que al ingresar al niño no le realizaron los correspondientes estudios clínicos e inmediatos para confirmar el diagnóstico.

El 25 de febrero de 2012 una mujer acudió al servicio de urgencias del hospital porque su hijo presentaba fiebre, gripa y dolores musculares. Al ingresar le realizaron estudios paraclínicos al menor, que indicaron que el paciente presentaba anemia y disminución de plaquetas, de modo que ameritaba ser valorado por el servicio de Hematología.

La doctora adscrita al servicio mencionado programó un procedimiento de “aspiración de médula ósea”.

“Con el resultado de su apreciación visual, y sin contar aún con estudios de laboratorio confirmatorios, determinó que el paciente cursaba con Leucemia Linfoblástica Aguda L2, por lo que inició tratamiento de quimioterapia”, detalló la CNDH.

El 3 de marzo de 2012 el niño fue dado de alta sin corroborar los resultados de laboratorio posteriores a la quimioterapia y sin prever los efectos secundarios.

El 6 de marzo el menor sufrió una recaída, por lo que la madre lo llevó al Hospital Regional de Villahermosa, Tabasco, donde se determinó que el pequeño presentaba malas condiciones generales y falleció al día siguiente por paro cardiorrespiratorio.

Para la CNDH, antes de establecer tratamiento oncológico, el médico debió confirmar el diagnóstico con análisis complementarios, o en su defecto enviarlo a otra unidad médica del sector con mayor capacidad resolutiva para otorgar medicación de mantenimiento y regularizar las condiciones hematológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *