Entender la Diabetes… Parte 1

Antes de hablar sobre la diabetes y de como controlarla, tendríamos que entender los distintos términos, palabras y elementos que están relacionados a este enfermedad. Si quiere controlar su diabetes o ayudar a un ser querido a controlarla, es vital que comprenda la información a continuación.

Controlar la diabetes es algo asi como aprender a conducir un coche por primera vez. Si usted pone a alguien a conducir un carro y esa persona antes no ha logrado entender las partes del carro (acelerador, freno, volante) lo único que es seguro es que eventualmente tendrá un accidente y destrozara el carro o su propia vida. El diabético que no comprende ni domina los distintos factores que inciden sobre su diabetes va derecho hacia el desastre.

A continuación, voy a describir los distintos factores que usted debe comprender si realmente quiere controlar su diabetes.

LA GLUCOSA

La glucosa es el «azúcar en la sangre», que en realidad es el combustible principal de todas las células del cuerpo. Los alimentos que son carbohidratos refinados o almidones (pan, tortillas de maíz y de harina, arroz, papa, azúcar, dulces, etc.) se convierten en glucosa con gran facilidad. Hay alimentos como las proteínas (carne, pollo, pavo, pescado, mariscos, quesos, huevos, etc.) que también se convierten en glucosa, pero en un grado muchísimo menor que los carbohidratos refinados y los almidones.

La Diabetes se distingue por un exceso de glucosa en la sangre, lo que en la gran mayoría de los casos es la causa de una cantidad impresionante de problemas de salud : obesidad, colesterol alto, triglicéridos altos, problemas cardiovasculares, daños a los riñones, daños al sistema nervioso y pérdida de sensación en los nervios (neuropatía diabética), presión alta, perdida de la vista o ceguera (retinopatía) impotencia sexual, ulceras en las piernas que pueden forzar una amputación, envejecimiento prematura por daño a las células, más muerte prematura. En efecto, el cuerpo humano se descompone y se destruye el metabolismo, la energía y la salud cuando el diabético no logra controlar sus niveles altos de glucosa.

EL GLUCÓGENO

El cuerpo humano es una obra maestra de la creación. Incluso durante la evolución, el cuerpo humano ha creado formas de almacenar su combustible principal (la glucosa) para usarlo en momentos de escasez. Este combustible almacenado es el glucógeno, el cual su cuerpo utiliza para sobrevivir, aun cuando usted tenga que pasar largos periodos sin posibilidades de ingerir alimentos. El glucógeno es un tipo de «combustible de almacenamiento» que se guarda principalmente en el hígado y alguna otra pequeña cantidad en los músculos. En efecto, usted podría considerar que su hígado es un tanque de reserva de combustible y que el glucógeno es ese combustible que le mantiene el cuerpo vivo a través de los momentos en que usted no ha podido comer.

El glucógeno es una agrupación de moléculas de glucosa que el cuerpo arremolino y encadeno alrededor de una proteína que le sirve como centro, como lo hace el tronco de un árbol a las ramas y a las hojas del árbol. Durante todo el dia y toda la noche, el hígado va soltando poco a poco su glucógeno y, gradualmente, las moléculas de glucógeno almacenadas se van soltando para alimentar a las células y mantenerlas con vida durante todas las horas en que la persona no esta comiendo. Aproximadamente de 8 al 10% del peso total de su hígado esta compuesto de glucógeno. Si usted realmente quiere controlar los episodios de hiperglucemia o hipoglucemia, debe estabilizar no solamente los niveles de azúcar en la sangre, sino también la producción de glucógeno de su hígado. No existe ninguna otra forma de controlar la diabetes.

Un dato interesante a observar es que si no existiera la proteína que esta justo al centro de la molecula de glucógeno, entonces se haría imposible fabricar el glucógeno y usted siempre tendría hambre, aun habiendo comido solo un par de horas antes. Algo que se puede notar es que el diabético que no consume suficientes proteínas (carne, huevo, queso, etc.) tiende a tener una producción baja de glucógeno por lo cual no posee la reserva de energía que le permite estabilizar la glucosa en la sangre. Mientras mayor cantidad de glucógeno puede producir y almacenar su hígado, mayor cantidad de tiempo podrá permanecer en actividad física sin experimentar debilidad ni subidas o bajadas repentinas de glucosa, que es lo que realmente le causará daños al cuerpo.

El glucógeno provee a las células del cuerpo una fuente de energía ESTABLE por lo cual nos interesa ayudar al diabético a tomar los pasos necesarios para producir de forma natural una mayor cantidad de glucógeno para que pueda pasar muchas mas horas controlando la diabetes y asi disfrutar de la vida.

EL PANCREAS

El páncreas es una pieza central importantísima en el tema de la diabetes. Es una glándula del tamaño de su puño que esta localizada justo al lado del estomago y hacia la parte alta del abdomen. El páncreas produce la hormona insulina que es la que permite que las células del cuerpo puedan utilizar la glucosa como alimento, a la vez que reduce los niveles de glucosa en la sangre. El páncreas es una glándula muy productiva ya que también produce distintas enzimas digestivas para digerir los carbohidratos, las proteínas y las grasas. Además, el páncreas produce otra hormona llamada glucagón que tiene el efecto contrario de la insulina, ya que aumenta los niveles de glucosa en la sangre.

LA INSULINA

La insulina es una hormona esencial para la vida, ya que es quien le ordena a las células del cuerpo que le permitan la entrada a la glucosa de la sangre para alimentarlas. Se podría decir que la insulina es «la llave de la puerta de entrada de las células» que permite que las células se abran y reciban la glucosa como alimento. Sin insulina, las células del cuerpo morirían de hambre y la glucosa se la sangre continuaría aumentando sin límites, al no poder ser utilizada por las células.

En el caso de los diabéticos Tipo 1, donde se ha destruido la capacidad del páncreas para producir insulina, no existe una inclinación a padecer de obesidad debido a que sin insulina no se pueda crear grasa. Sin embargo, un diabético Tipo 1 podría tener en su cuerpo más grasa de la cuenta, si no tiene el cuidado de controlar sus niveles de glucosa lo suficiente como para evitar tener que inyectarse grandes cantidades de insulina que le harán engordar.

La insulina es una hormona que participa en la creación de los músculos y también en la creación de grasa del cuerpo. De hecho, la obesidad y el exceso de grasa en el cuerpo son causadas por un exceso de insulina, que convierte la glucosa en grasa, cuando la glucosa existe en cantidades demasiado grandes en la sangre.

En principio, la hormona insulina es una hormona de almacenamiento. Los diabéticos que padecen de obesidad han acumulado grasa en el cuerpo debido a una producción excesiva de insulina que ha obligado a sus cuerpos almacenar grasa, causándoles obesidad. Por eso para adelgazar, la técnica principal que se utiliza es la de utilizar una dieta que reduzca la producción de insulina del páncreas, para que asi el cuerpo tenga la oportunidad de reducir la grasa almacenada.

Mientras exista un nivel demasiado alto de insulina en el cuerpo se hace imposible el reducir la grasa, que es una de las razones por la cual los diabéticos que se inyectan altas dosis de insulina no logran adelgazar. Los diabéticos que consumen demasiados carbohidratos refinados, almidones o azucares obligan a su cuerpo a producir un exceso de insulina para contrarrestar el exceso de glucosa que produce ese tipo de carbohidratos en una secuencia como la siguiente:

Más carbohidratos –> Más glucosa –>Más necesidad de insulina

En la parte 2 de este articulo, estaremos revisando el Glucagón, el Hígado, la Tiroides, y las glándulas adrenales…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *